I. INTRODUCCIÓN

La Banda de Rock Clásico Shaking Flames surge como un revulsivo ante un panorama musical estéril, exangüe y repetitivo donde la absoluta falta de alma, magia y originalidad brilla por su ausencia. Y es que, en un tiempo donde tener un físico imponente y una voz clonada y ostentosa es más importante que una simple y buena canción lo dice todo.

Lejos quedan ya aquellas bandas surgidas a la sombra del segregacionismo racial, el mayo Francés, la guerra fría o la caza y muerte del Che cuyas melodías sencillas eran capaces de transportarnos a otros mundos y desafiar un sistema corrupto, anticuado y obsoleto que demandaba algo diferente, nuevo y transgresor.  Bandas como Big Brother, Jefferson Airplane o Grateful Dead en San Francisco o The Doors, Frank Zappa, The Byrds o Buffalo Springfield en Los Angeles, fueron músicos que se negaron a seguir el patrón musical impuesto por una industria en decadencia y que recuperó, por un breve espacio de tiempo, el mejor Blues y Rock de los cuarenta y cincuenta. Es precisamente dicho espíritu y sonido el que desea reinventar y modernizar la banda Shaking Flames en la actualidad.

II. HISTORIA DE LA BANDA

La historia de la banda comienza cuando, su vocalista Alejandro Ley, después de haber emigrado a los Estados Unidos y más concretamente al estado de California, y tras pasar varios años trabajando entre San Francisco y Los Angeles, decide retornar a España. Una vez aquí y tras superar el doloroso fallecimiento de su hermano, inicia un nuevo proyecto musical. El primer paso le lleva hasta la capital Española, donde intenta contactar con un puñado de músicos serios y profesionales. Pero Madrid dista mucho de ser el centro neurálgico, cultural y reivindicativo de San Francisco o la salvaje, coyuntural y caótica urbe Angelina. Por lo que, con lo único que se encuentra es con toda una fauna de pícaros, ególatras, listillos y estafadores que le hacen perder tiempo y dinero.

Lejos de abandonar y con los ánimos renovados llega hasta sus manos el teléfono del guitarrista Carlos Calzada. Músico sobrio, generoso, experimentado y gran profesional de las seis cuerdas, Calzada es un guitarrista curtido en mil y una bandas y habitual del Honky Tonky, último gran templo del Rock en directo.

Tras un primer acercamiento, Carlos y Alejandro comienzan los primeros ensayos con algunos músicos de la Capital Madrileña, pero, ante la falta de seriedad y talento, Calzada le sugiere contar con profesionales de su entorno. Es así como Carlos le presenta a Josele Mejía (bajista) y Carlos Gamón (batería) músicos excepcionales que comparten un mismo amor por la música y especialmente hacia el Rock Clásico.

III. GRABACIÓN DEL PRIMER DISCO

Una vez juntado el cuarteto y tras una serie de conciertos donde dejaron claro que poseían un material digno de ser grabado, la banda reservó hora para entrar en el estudio. Pero grabar un disco y montar cualquier tipo de proyecto cultural mínimamente serio no solo requiere talento, sino una gran estrategia, logística, organización, previsión, tiempo y dinero. Lejos de amedrentarse ante la dificultad, la banda y especialmente su vocalista ahorró durante años, realizó todo tipo de Crowdfindings, negoció apoyos económicos e incluso llego a instalarse en lejanos pueblos fronterizos para poder ahorrar dinero mientras Carlos Calzada hacía lo propio  organizando la grabación y juntando a todo un gran equipo de profesionales competentes de la talla de Luis Sanchidrán – Técnico de sonido – Pau Alvarez – Teclados, violín y voces – Esdras Boyajian – Saxofón y muy en especial la voz y los coros de Irene Valverde, excepcional vocalista que conferiría a muchos de los estribillos un tono melódico, único, profundo y excepcional.

IV. REPERTORIO

1) Young (Let´s get it on) El tema que abre el disco es un claro homenaje a la fuerza, simpleza y potencia del primer Rock and roll de los cincuenta y sesenta y para ello, la banda utiliza un epígrafe característico del rock primigenio de los sesenta como fueron Ike and Tina Turner, Marvin gave, Marc Bolan, The Doors o incluso ACDC. Su base rítmica recuerda piezas como Baba o Riley de los Who, Pretty Vacant de los Sex Pistols, Headlong de Queen o Back off Bitch de los Guns and Roses. La letra hace alusión a un tema universal en todo el mundo Rock; la libertad, el exceso, la rebelión o el sexo.

2) Sweet Stripped Blues Segunda gran descarga que navega entre el Rock y el Blues más incendiario gracias a un intenso, directo y potente riff interpretado por Carlos Calzada para la ocasión, seguido por un pegadizo estribillo y concluido por el solo magistral del músico experimentado Esdras Boyajian. La letra, al igual que Set the Flames, hace alusión a un hipotético viaje de huida de un asesino y ladrón de bancos que escapa junto a una Escort y stripper recorriendo juntos la costa Oeste Norteamericana hasta la ciudad de Las Vegas y dejando ante ellos un reguero de muerte, sangre, sexo y destrucción…

3) Useless Parasite Primera y única incursión de la banda en política. Éste tema continúa el estilo Psicodélico iniciado por tótems del Rock and Roll cómo The Doors, Cream, Credence Clealwater Revival o Jefferson Airplane. Contiene un brillante arpegio ejecutado de manera brillante por Carlos Calzada que recuerda a unos Primerizos Fleetwood Mac de Peter Green o Eagles. La letra hace alusión a los terribles acontecimientos vividos en todo el mundo occidental tras el 11 de Septiembre del 2001 y el 11M del 2004 en Madrid: “ See how the mainstream destroys your heart in this station of fear…” (Observa cómo el sistema destruye tu corazón en esta estación de miedo) y que terminaría con la instauración de un nuevo orden mundial basado en la tiranía, opresión, sumisión y vigilancia ejercida por una pequeña élite a través de decenas de campos de concentración (Guantánamo, Abu Ghraib, ect…) utilización ilegal de Aeropuertos Comerciales, como el Español, con la complicidad de su gobierno para torturar y trasladar a “supuestos terroristas”, y convertir todo el mundo occidental en un nuevo “mundo feliz” tal y como presagiaría Aldous Huxley en 1932.

4) Set the Flames Rock directo, potente y sencillo que homenajea a Chuck Berry y podría recordar a unos Stones, ACDC o The Cult, la letra, al igual que Sweet Stripped Blues, habla sobre el viaje violento, brutal y suicida de una Stripper de Las Vegas junto un asesino y ladrón de bancos a través de las largas y extensas carreteras del Oeste Americano. Ambos conocen bien su funesto destino por lo que, dejarán un reguero de sangre, vísceras y destrucción a su paso.

5) Memories of You Quinto tema del cuarteto Madrileño. Memories of you podría recordar las melodías de U2, Muse o Foo Fighters. Habla sobre una breve, fugaz y tempestuosa relación adolescente que podría tener cualquiera de nosotros a edad temprana.

6) Highlands Humilde homenaje a las extensas praderas de las tierras altas Escocesas. La letra hace alusión a la historia de amor entre dos amantes de distintos e irreconciliables clanes Escoceses. “When I see you dancing naked and the Sunset in your eyes…” (Cuando te veo bailando desnuda y el amanecer reflejado en tus ojos) Los amantes se reúnen poco antes del amanecer para bailar, desnudos celebrando la vida.

7) Alma Canción melodiosa, breve y sencilla. Posee dos claras influencias. La primera reside en el álbum blanco de los Beatles y la segunda en la etapa inicial de la banda de Robert Plant y Jimmy page.
La letra hace alusión a una poetisa que pasa los días escribiendo poesía y celebrando su libertad.

8) Get off my life Después de experimentar con diversos estilos musicales, la banda se adentra, esta vez, en terrenos del Funky y Blues con este animado Funky que homenajea a músicos tan brillantes y dispares como son Abert y B.B King, Albert Collings o los mismísimos Doors. Mención especial al más que admirable solo de saxo interpretado por el músico Esdras Boyajian que confiere un aire animado y setentero a la canción.

9) Sailing the Air Canción compuesta y dedicada en exclusiva a la isla que vio nacer al vocalista y concretamente a la playa de las Canteras, corazón neurálgico de la capital Canaria. La letra habla sobre un domingo cualquiera en la que, el cielo de la playa solía llenarse de cometas de toda forma y tamaño, desde dinosaurios, F-18, bebés gigantes hasta serpientes, dragones o galeones Españoles, cómo el que se hace mención. La melodía podría recordar a unos U2, Doors, Chris Isaak o John Mayer.

10) Tell Me Décimo título de la banda y mención especial a los teclados y voces de Irene Valverde, Pau Álvarez y el impresionante solo, una vez más, de Carlos Calzada. La canción sigue el espíritu del Rattle and Hum de los U2, el Yesterdays de los GNR o Unchain My Heart de Joe Cocker.

11) On the Road Título homenaje a Jack Keruak, la beat Generation y muy en especial al movimiento antisistema que floreció en unos convulsos y violentos Estados Unidos de mediados de los cincuenta y finales de los sesenta. “You got free, free, free, free, free, on the road…!!!! La letra alude a una imperiosa necesidad de libertad vital y espiritual en un mundo donde solo importa el tamaño de tu televisor o los gigas de tu móvil.

12) Goodbye Imparcial y sincero alegato sobre el suicidio. La idea surgió después de la muerte del músico de Seattle Kurk Cobain y podría estar más en boga que nunca con los actos similares efectuados por Michael Hutchence, Chester Bennington o Chris Cornell. Sin entrar en valoraciones morales sobre cobardía, valentía o simple egoísmo. La canción relata la decisión de un individuo cansado de cargar con una excesiva hipersensibilidad, ingenuidad y cansancio. Su melodía podría recordar a un Angie de los Stones o un Hotel California de los Eagles. El brillante, emotivo y portentoso solo de guitarra de Calzada está a la altura de un Slash o David Gilmour y los teclados de Pau Álvarez y la hermosa y melodiosa voz de Irene Valverde no se quedan atrás.